MANOS

 Por el efecto de la edad y del sol la piel del dorso de las manos y de los dedos pierde su grosor, se arruga y se mancha (lentigos solares y seniles, queratosis actínicas) al tiempo que el subcutáneo se afina y se resaltan las venas dorsales. Esto da un aspecto inestético que evidencia la edad incluso en una persona en que hemos mejorado o rejuvenecido su cara.

Para ello tratamos la piel mediante pulidos o Peelings químicos o de preferencia Láser que elimina las manchas. Junto con ello se inyecta grasa de la misma paciente u otro producto de relleno en el subcutáneo. Todo ello da un aspecto mas sano y mas joven. Es un procedimiento ambulatorio con anestesia local y de recuperación rápida.