CIRUGÍA DE CEJAS Y FRENTE

La caída de la ceja es uno de los signos más tempranos del paso de la edad tanto en hombres como en mujeres y esta hace que el ojo se vea más pequeño y que los párpados superiores se vean abultados, de aspecto cansado o triste. Las arrugas en la frente y en el ceño no solo hacen ver a la persona con más años, sino con una mirada dura y de enojo permanente. Existen numerosos procedimientos para ascender las cejas y tratar estas arrugas, que incluyen desde Cirugía Directa a procedimientos Endoscópicos con mínimas incisiones, ocultas en las cejas o el cuero cabelludo.
Actualmente también disponemos de Toxina Botulínica (Botox) que tratan temporalmente las arrugas frontales e incluso la forma y orientación de las cejas.
Esta cirugía se puede realizar al mismo tiempo que la cirugía de los párpados o con la Ritidoplastia (Lifting facial).

 

 
 
       
ANTES  
  DESPUÉS