TOXINA BOTULÍNICA.
BOTOX ® DYSLOR ®

La aplicación de Toxina Botulínica es un procedimiento de rejuvenecimiento facial indicado para tratar arrugas de la frente, entrecejo y ojos, producidas por el envejecimiento o la sobre actividad muscular. Se pretende obtener un rostro  relajado, libre de arrugas, liso y luminoso, que lo hace lucir más joven y atractivo.
Cada rostro es una expresión única. Por eso, debe ser aplicado sin alterar las características faciales particulares de cada paciente.
Los efectos aparecen a las 48-72 hs. y se prolongan por un período aproximado de seis meses, de manera que se trata de un resultado temporal y reversible. Debe realizarse en consultorio, siempre por un médico capacitado y entrenado. Su aplicación es indolora y rápida, sin necesidad de anestesia. Permite reincorporarse a las tareas habituales del paciente sin inconvenientes. En algunos casos se puede combinar con otros métodos de rejuvenecimiento.